logo frances asesores blanco

Gran empresa: requisitos y obligaciones tributarias en España

logo frances asesores blanco

Cuando uno piensa en una gran empresa de seguro se nos viene a la mente cualquier multinacional. Puede que para el publico general este término tenga un significado, pero a nivel legal y fiscal está bien delimitado.

Conocer la definición es importante ya que una empresa puede beneficiarse (o ser perjudicada si no cumple con su actualidad legal) de tener la condición de gran empresa. En Frances Asesores, asesoría para grandes empresas, os contamos más sobre este tema.

gran empresa

Requisitos para la condición de gran empresa a efectos de la Agencia Tributaria Española

Para revisar si un negocio puede adquirir el nivel de gran empresa, se revisan 3 parámetros:

  • Tamaño de operaciones: Una empresa debe superar un volumen de operaciones superior a 6.010.121,04 euros durante dos años consecutivos para ser considerada una gran empresa.

En caso de cumplir, una empresa adquiere la condición de gran empresa a efectos tributarios, lo que implica importantes consecuencias fiscales y legales. Cabe recalcar que los requisitos para la denominación de gran empresa pueden variar en función del. país.

Obligaciones tributarias de las grandes empresas

Una vez que una empresa obtiene la condición de gran empresa, debe enfrentar una serie de obligaciones tributarias adicionales. Por ejemplo, las autoliquidaciones del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) deben presentarse de forma mensual.

Es obligatorio informar a la Agencia Tributaria sobre la adquisición de la condición de gran empresa antes del 31 de enero del año siguiente. Esto se logra mediante la presentación de la declaración censal (Modelo 036)

Esta comunicación permite a la Agencia Tributaria llevar un registro actualizado de las empresas que cumplen con los requisitos y aplicar las obligaciones fiscales correspondientes. No cumplir con este requisito puede resultar en sanciones y complicaciones legales.

Otra obligación fiscal relevante es el Suministro Inmediato de Información (SII), que veremos en detalle a continuación.

El Suministro Inmediato de Información (SII) y su impacto en las empresas

El Suministro Inmediato de Información (SII) es un sistema tributario implementado en España que implica el envío casi en tiempo real de los detalles de las facturas emitidas y recibidas por las empresas. Este sistema tiene un impacto significativo en las grandes empresas, ya que deben cumplir con mayores obligaciones fiscales y contables.

El SII requiere que las empresas proporcionen información detallada sobre las operaciones de compra y venta, incluyendo el importe, la fecha y otros datos relevantes de cada factura. Esto implica un seguimiento exhaustivo de todas las transacciones realizadas, lo cual puede resultar complejo para las grandes empresas con un alto volumen de operaciones.

El principal objetivo del SII es agilizar y mejorar el control fiscal, facilitando a la Agencia Tributaria la obtención de información detallada y actualizada sobre las operaciones comerciales de las empresas. Además, proporciona a las autoridades fiscales una mayor capacidad para detectar posibles fraudes o irregularidades en tiempo real.

Para las grandes empresas, el impacto del SII se traduce en una mayor exigencia de cumplimiento de las obligaciones fiscales. El envío casi inmediato de la información requerida implica la necesidad de contar con sistemas y procedimientos internos eficientes y actualizados que permitan recopilar y enviar la información requerida de manera ágil.

Las empresas deben asegurarse de contar con herramientas tecnológicas adecuadas que permitan el registro y seguimiento preciso de las facturas emitidas y recibidas, así como su posterior envío a la Agencia Tributaria.

Es imprescindible establecer políticas internas de control y supervisión para garantizar la correcta gestión de la información y evitar posibles errores o irregularidades en la declaración de los datos requeridos por el SII.

La implementación del SII implica una mayor sincronización y coordinación entre los departamentos contables y fiscales de las empresas, así como una comunicación fluida con los proveedores y clientes para garantizar la correcta recepción y envío de la información requerida.

Es importante resaltar que el incumplimiento de estas obligaciones tributarias puede derivar en sanciones y multas, por lo que es necesario contar con un adecuado asesoramiento fiscal para asegurar el cumplimiento normativo y evitar consecuencias negativas para la empresa.

Cambios en caso de pérdida de la condición de gran empresa

Cuando una empresa deja de cumplir los requisitos para ser considerada una gran empresa, se producen cambios significativos en sus obligaciones fiscales. Es importante tener en cuenta estos cambios y adaptarse a las nuevas exigencias para evitar contratiempos y sanciones.

Uno de los cambios más notables es la vuelta a la presentación trimestral de las autoliquidaciones del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Esto implica que la empresa ya no podrá beneficiarse de la presentación mensual de dichas autoliquidaciones, lo que conlleva un mayor control y planificación por parte de la empresa en términos de declaraciones y pagos de impuestos.

Otra obligación fiscal que sufre cambios es la presentación de los libros registro mediante el Suministro Inmediato de Información (SII). Al perder la condición de gran empresa, ya no será necesario enviar casi en tiempo real los detalles de las facturas emitidas y recibidas.

Esta simplificación administrativa puede ser beneficiosa para aquellas empresas que no cuentan con los recursos necesarios para llevar a cabo este tipo de seguimiento exhaustivo.

Es importante tener en cuenta que la pérdida de la condición de gran empresa implica una reconversión en las obligaciones fiscales, lo cual puede tener implicaciones financieras significativas. 

Impacto de la conversión en gran empresa en la gestión empresarial

La adaptación al nuevo escenario económico también implica un impacto en la gestión empresarial. Es necesario considerar aspectos como:

  • Evaluación de los recursos humanos disponibles y su capacidad para cumplir con las nuevas obligaciones fiscales.
  • Análisis del presupuesto y planificación financiera para hacer frente a los posibles cambios económicos derivados de las modificaciones fiscales.
  • Revisión de los procesos internos y flujos de trabajo para garantizar la eficiencia y el cumplimiento de las nuevas obligaciones.
  • Implementación de medidas de control interno adicionales para mitigar los riesgos fiscales asociados a la condición de gran empresa.

La adaptación al nuevo escenario económico requiere un enfoque estratégico y una gestión cuidadosa para garantizar el cumplimiento de las obligaciones fiscales y el buen funcionamiento de la empresa.

Francés Asesores: asesoría para grandes empresas

El asesoramiento es esencial para garantizar el cumplimiento de las obligaciones fiscales y evitar posibles consecuencias negativas. En el ámbito de las grandes empresas, contar con expertos en la materia brinda los conocimientos necesarios para tomar decisiones acertadas en materia fiscal y legal.

Además, un asesoramiento adecuado puede ayudar a la empresa a identificar posibles beneficios fiscales, optimizar sus operaciones y minimizar riesgos. Por ello, en Francés Asesores somos asesoría jurídica, laboral, fiscal y contable para grandes empresas.

Nuestro equipo de profesionales está preparado para ayudarte con cualquier tema fiscal o legal referente a una gran empresa. Conocemos la ley, y estamos en constante actualización de la misma, para ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes.

Contacta con nosotros si necesitas ayuda con la regulación jurídica, laboral, fiscal o contable de tu empresa ¡Estamos encantados de ayudarte!

 

Ir al contenido